MANGOS de José Barroso

Título: "MANGOS"
Autor: José Barroso
Género: Teatro
Año: 2017
Editorial: Ediciones Madriguera





Por Raquel Tirado
27 de Abril de 2017

Hoy, nuestro José Barroso, nos muestra su fuente creadora, surtidora de novedades, esta vez desde la dramaturgia. El dramaturgo que es José, con su obra “MANGOS”, nos adentra en un mundo a través de un texto teatral, con el que recrea un ambiente,  unos personajes,  un contexto, y sobre todo una atmósfera, en la que la vida puede ser vista y sentida. Antes de seguir con la  presentación de este texto teatral “MANGOS”, quisiera referirme al proceso creador que llevó a José a adentrarse en este género literario que implica un trabajo intrincado por la característica misma del género.  Al decir de Enrique Anderson Imbert, para que el teatro entre en la literatura necesita obras escritas. Escribir una obra de teatro requiere  por parte del escritor la creación de personajes,  sus gestos, su aspecto físico, requiere también la narración detallada  del espacio donde se desarrolla la obra, los decorados, los accesorios, el vestuario, la luz, el ruido del lugar, la manera como se desplazan los personajes en el escenario, el contacto entre ellos, la mímica, los gestos verbales y no verbales,  y todo ello desde una forma estética y desarrollándose la acción siempre en presente. Menudo trabajo éste. Pues hoy tenemos una obra de teatro escrita por José Barroso: MANGOS.
Al fondo la poeta Raquel Tirado da lectura a este texto en la presentación del libro Mangos.

El título, en estos tiempos, es una verdadera provocación, tanto que a uno se le hace boca agua. Su sentido, en esta obra, tiene que ver con el habla del venezolano, esa expresión conocida por una generación pre-redes sociales, que alude a lo bien dotado físicamente que un hombre puede llegar a estar, o està. Inicia así José el viaje irónico, por momentos sarcástico, de una narración teatral que se mueve desde la comedia para llegar al drama de lo que significa  la exigencia cotidiana de exposición ante los otros desde el cuerpo. La historia se desarrolla en un gimnasio y sus personajes Gabriel, Cristóbal, Aquiles, Rocco,  incluyendo al entrenador, van mostrando sus perfiles psicológicos en intimidad que busca asomarlos al mundo con intención amorosa, y una atención a la realidad y a lo ideal, en la que la escritura se convierte en forma de aproximación a otros posibles acercamientos entre los personajes.
El texto llega a su final con la inclusión de un personaje con el cual el narrador testigo asume imperceptiblemente su rol dentro de la trama. Un rol que no voy a descifrar aquí pues la idea es que leamos el libro y conozcamos la delicadeza de este narrador que finaliza la obra con la canción El Manguero de César Ávila:
Cuando vendía los mangos
en mi carreta por la ciudad,
junto a mi negrita
que iba gritado a la vecindad.
Alegre pregonaba: “¡Llegó el manguero,
hay que aprovechar!”.
Verdes para jalea,
son de Chacao y se acaban ya.

Así que hay que aprovechar que la cosa está para eso. Buen provecho con estos “MANGOS” de José Barroso.

José Barroso
(Mirimire, estado Falcón, 1968). Ha publicado los libros de poesía: A ras del suelo (1994), De aguas (2002), Pantera de Java (2004) y Diario de los Santos (2013). También ha publicado: el libro de narraciones Crónicas de Narragonia (2015), el libro de ensayo Poetas que viajan en la voz de un animal (2015) y la novela Hola, Loco Lindo (2017).



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Instagram: @edicionesmadriguera