Reseña de Ana María Oviedo Palomares sobre el libro " Callejones sin salida " de Esmeralda Torres (Monte Ávila Editores Latin...

Esmeralda Torres: Callejones sin salida que pueblan mujeres difíciles

Reseña de Ana María Oviedo Palomares sobre el libro "Callejones sin salida" de Esmeralda Torres (Monte Ávila Editores Latinoamericana, 2019).

Por Ana María Oviedo Palomares

Una mujer sueña o presiente la desgracia en el espejo de una laguna que no debería estar allí. Durante años, el destello de esa desgracia le llega a menudo, en ráfagas inexplicables. Hasta que su hijo persigue la alegría de las flores de bora y desaparece para siempre. Un abrazo también cerca: no hay salida.

Agobiada por una vida de artificios, otra mujer apenas respira. Hay dos finales. Quisiéramos que así culminaran las grandes disyuntivas de nuestra vida: en la bondad de un creador/escritor que nos da la oportunidad de salir del laberinto.


María Magdalena se refugia en el olor de una manta que huele a dos cuerpos amándose. Pero sabe que el destino superior de un Dios consiste en no regresar, aunque ese Dios cierre los ojos definitivamente mientras piensa en sus caricias.

Moreliana extraña la calidez simple de las vidas comunes, mientras envía fotografías suyas, posando aparentemente feliz en grandes y manidos escenarios turísticos del mundo. Tal vez aun pueda volver, tal vez no haya soltado el hilo. Quien sabe, se nos antoja una novela, una historia larga que termina en Ciudad Bolívar y no en los muros altísimos de Nueva York. Aunque sea para quedarse sola tras una ventana mirando al gran río.

Aún hay una mujer que dispone la suerte de otras. La Negra Teresa, poderosa en un mundo hostil de minería, bares oscuros a cualquier hora del día, sometimientos y códigos para sobrevivir en estos callejones como vidas que se entrecruzan.

Anabel se recuerda y se ordena cada día gracias a las notas que le deja su hijo. Perder la memoria, en su caso, la salva de un dolor mayor: la hija muerta, su canto y su imagen que confunde con las suyas en una melodía lejana.

Zulemita corre a salvar el bandoneón de su tío asesinado.

Valeria se deshoja dos veces.

La sensualidad y el deseo inexpresados de la mujer en Tres actos para morder una naranja es también una inútil prematura muerte.

Casi ninguna mujer es en estos callejones dueña de su propia vida. Cuando creen tener el control, se desata la tragedia. La soledad, la imposibilidad de una alegría o una paz duraderas, signa sus historias. Y una no quiere dejarlas, quiere que no se terminen, sigue leyéndolas después de cerrar el libro.

Los cuentos de Callejones sin salida (Monte Ávila Editores Latinoamericana, 2019), selección muy bien pensada de la obra hasta ahora publicada de Esmeralda Torres, tienen en los personajes femeninos sus protagonistas más intensas, aún aquellas que no se dibujan completamente. Ni siquiera el obsesivo Ernesto las alcanza en su tragedia, y es en Lucía, vendedora de imaginadas Aves del Paraíso por necesidad económica y vital, en quien nos quedamos pensando... qué fue de ella después del falso asesinato y la búsqueda de su cadáver inexistente en el río Manzanares.

Por supuesto, no podemos dejar de mencionar La pared del fusilao, el héroe Piar en el inexorable laberinto de la historia, o Puede sonar el teléfono, que cierra el libro como para dejarnos hasta siempre en la desesperanza.

Además de sus mujeres, me encanta de Callejones sin salida no encontrar un claro tono autobiográfico, y su capacidad para crear mundos tan reales y cercanos; su voz firme, su escritura plena y llena de palabras tan nuestras, que son de todos. Celebro este libro de Esmeralda que merecíamos sus lectores hace ya tiempo, sin ninguna duda acerca de que su obra llegará a otras alturas, ni de que es ya una gran escritora venezolana.



Ana María Oviedo Palomares
(Valera, Edo Trujillo, 1964). Poeta, promotora cultural, directora del Gabinete Cultural del estado Barinas. Fundadora de la Red Nacional de Escritores de Venezuela. Entre sus obras más recientes destacan "Crueles (treinta y siete canciones y un poema de amor)" (El perro y la rana, 2010) y "Dominio Oscuro: Poesía 1990-2002" (Monte Ávila Editores 2007).

0 comentarios:

FA2017000045