Recordando a la poeta Hiranis Serrano.

Hiranis Serrano: Testimonio de tus encuentros

Recordando a la poeta Hiranis Serrano.


Por Ennio Tucci

Fotos tomadas de su Perfil de Facebook

Porque la recuerdo con cariño y me entristece saber que tengo una amiga menos esperando por mí en Barquisimeto me permito relatar algunos encuentros con Hiranis Serrano, cercanos al cabo de año, y compartir algunos de sus poemas. Y aunque tampoco recuerdo muy bien cómo nos conocimos, sí recuerdo cuando me llamó para invitarme al aniversario de su colectivo en Barquisimeto. Corría el año 2013 y en ese entonces yo estaba centrado en mi familia y mi trabajo, realmente no veía para ninguna otra parte más que quedarme en casa, cuidar a mi hija y dedicar todo mi esfuerzo a los proyectos que llevaba en ese entonces.
En aquella primera llamada su entusiasmo era contagioso y me planteaba proyectos que involucraban a mucha gente de su entorno. Teníamos amigos en común quienes le habían hablado de mí, y más adelante me contaron que tenía muchos amigos por conocer en Lara (cosa que con el paso de los años he venido confirmando cada vez más). Hablando con ella me sentí el mismo chamo de 20 años que recorría las calles de Coro con una hoja poética, reuniendo escritores en revistas, tertulias y recitales en todas partes.
La comunicación en ese entonces comenzó a ser por las redes sociales y su proyecto era claramente hermano del nuestro. Hacían hojas poéticas como Madriguera, revistas artesanales, radio, recitales en las calles y se vinculaban con todos los movimientos artísticos de su región. Un trabajo intenso y apasionado por la poesía.



Nos encontramos por primera vez en Caracas en junio de 2016, gracias al Encuentro de Escritores Jóvenes organizado por la Fundación Editorial El Perro y La Rana, en el marco del Festival Mundial de Poesía. La primera mañana pudimos conocer en cuerpo presente a una poeta encantadora, alegre, con vestido de colores, un sombrero y promoviendo las publicaciones artesanales de Ciudad del Cólera y el cocuy de Lara mientras leía un poema y levantaba la bandera del compromiso social con el país. El compromiso, la poesía y el hacer nos hacían hermanos, entonces hablábamos de la cohesión de los colectivos literarios en el país y la necesidad de hermanarnos más. La escuchamos leer poesía aquella tarde y al día siguiente cantar. 
Meses después volvimos a coincidir en Caracas (pareciera ser el único lugar para coincidir con los amigos de otras partes), y compartimos unas cervezas en “los chinos” cerca de Bellas Artes, en compañía de Farid y Amaranta. Ella llevaba la voz cantante en la conversación y proponía soluciones radicales a los problemas, tal era su pasión.

En el 2017 abrimos un puesto dentro de la Filven de Caracas, en sociedad con Álvaro López de la Flia Caracas y Cristina Müller de Utopía Portatil, donde nuestros libros artesanales venidos de Lara y Falcón se juntaban a los fanzines y comics de la Flia, y los libro-álbumes de Utopía. En aquella ocasión pudimos leer más poesía juntos, conversar más informalmente, saborear cocuy larense y cervezas. 
La última vez que nos encontramos fue en la Filven 2018, caminando por la Plaza Bolívar de Caracas. Aquel día nos comimos un helado y tomamos una foto hermosa que comparto en este breve recuento. Conversamos sobre la posibilidad de imprimir “Chivos sin mecate” en Falcón y organizar una ruta poética entre Lara y Falcón, aprovechando el reciente repunte de Madriguera Revista Literaria. Estábamos felices de estar en el centro juntos y celebrar la poesía en medio de nuestra tormenta local.


Como con muchos amigos, casi diariamente nos comentamos los estados, nos enviamos cadenas, fotos y "memes", nos reímos y algunas veces nos desahogamos. Sé que a muchos de ellos, como a Hiranis, les debo más de una visita. Son esas amistades modernas que se mantienen gracias a la comunicación promovida por el internet pero que igualmente se hacen queridas y necesarias. Tal vez por eso la noticia de José Leonardo Riera me dejó sin aliento, la poeta decidió irse y se fue, a esperarnos tal vez en otra parte, en ese lugar a donde vamos cuando la vida física se nos hace insuficiente. Pero yo la recuerdo y la quiero seguir recordando siempre como aquella vez, riendo juntos, con ese cariño que se guarda para los amigos y comiendo helados en Caracas.


Selección de poemas

2

Volver al magma y ser
figura cósmica de bajíos
intermitentes

Volver al magma o ser piedra
la misma piedra
que arde y,
se esparce como la vía láctea.


9

Naces para ser un viajero del camino
caminante del destino
tu cara corriente
busca la esencia
de lo poco sentido
Naces de la noche
Eres poema y canción
Canta que los pájaros
están de tu lado
enciende la llama
no dejes que se apague
lairailaila laraila la la lá...


11

Cáete de jeta sobre la gallera
Quién matara al que
juera el diablo enroscado
sobre la tierra,
donde Basilio cava su tumba
Un neurótico imaginario,
manda a sacar las lagrimas del sol
Preferible es morirse
que quedarse a medias
pa’ adornar el jardín de las mineras.



12

Llovía dentro de mí
como cuando siento
lo que me falta
en las pestañas...
llovíamos uno al lado del otro
hasta darnos cuenta
que entró una corriente prestada
de un momento no vivido.


15

Si de cada forma que veo en las nubes
mi alma estallara
tendría una cabuya larga e’ rosario
por el vital líquido
esos vicios que me acompañan
por la tarde y las mañanas
son superficies lineales
del globo de mi alma
Si de cada fondo que aparece
          en un vaso
le abriera un hueco al concreto
la línea ecuatoriana se expandiría
Las placas de tus nalgas
recorrerían mi laberinto
Si por cada palabra de estas
          que versan el mañana
el porvenir se hace indicativo
saldríamos de esta prisión
bien programada
          como las aves;
eliminaríamos las subjuntividades
Sí, sí, claro que si así fuera
esto sería totalmente heteróclito
un intento más.




16

Adquiero el lenguaje
porque siento
como es el negocio este de vivir.




25

Ojalá mi barca encalle
          esta noche
en tu cuarto

Ojalá despierte
con el olor de un Guayoyo

Busco en todas las calles
el olor de tu bufanda
debes cargarla
porque hoy hace frío
y yo ya parezco
un pequeño psicópata

Hoy es un día para ser el otro

En el mañana me encontraré
con el sur que está prendido
           de tus ojos
Ojalá mi barca encalle
           esta noche

en un verso

Ojalá tu versos salten
y que el sol nos bañe
entre tanta querencia.



26

Hermano,
tú que pudiste manejar
el curso del río
te secaste
Hoy, contraviniendo
          a mis deseos
te veo como un triste árbol seco
La mentira jamás abre puertas
pisotea y estruja al actor
Los meses venideros
mi sonrisa estará oxidada
          como campanas
aún sonará fuerte
Mas, del firmamento de mi alma
se habrá extinguido una estrella.



Ennio Tucci

Poeta, editor y director de Ediciones Madriguera, editorial artesanal. Premio Luis Britto García mención Poesía del Concejo Municipal del Municipio Libertador 2014, Rafael José Álvarez de la Dirección de Cultura UNEFM 2007 y 2009. Ha publicado "Tiran piedras los niños" (2009), "A quién hay que matar para vivir" (2012), "No se estacione" (2014) y "Sin decir árbol" (2019).

Blog: enniotucci.blogspot.com

enniotucci@gmail.com



0 comentarios:

FA2017000045