Azahares y otros poemas de Mariajosé Escobar


Mariajosé Escobar (Caracas, 1986). Licenciada en Letras por la Universidad Central de Venezuela. Actualmente cursa la maestría en Literatura Comparada por la misma casa de estudios. Ha escrito los libros: Poemas de Insomnio y Lluvia (Fundación Editorial El perro y rana, 2011); Di Versos. Antología Sexogenero diversa latinoamericana y contemporánea (Fundación Editorial El perro y rana, 2011) y La casa en el espejo (Casa de las Letras Andrés Bello, 2015). Aparece en las antologías Rosa Caribe y Cuenta de poetas de La Mancha; Unidas en tu llamarada (Inamujer), Poesía como arma ideológica (Las Fulanas Esas), Coloquio de Literatura Contemporánea (Casa de las Letras Andrés Bello) y Las Chicas van al baile (Casa del Poeta Peruano). Es miembro del colectivo Las Fulanas Esas. Mantiene los blogs: La grieta florida del insomnio y Las fulanas esas. Fue ganadora del premio Metrorelatos, en 2014, con el cuento “Gestación”, publicado por Monte Ávila Editores y Metro de Caracas.


Azahares

Azahares, azafrán, sencillas tempestades de canela
aquí dentro,
afuera llueve orégano molido.
Adentro llueve todo junto, más aún
esta vida no es otra cosa
que una continuidad de vacíos
que van moldeando el alma.

(De Poemas de Insomnio y Lluvia, 2011)


Ser urbano

Subo al pico de marfil
danzo alrededor del silencio
corro:
voy cayendo otra vez en esta Caracas
en el triste sonido de pasos
apurados
en el esperar en navidad de los niños de la calle
en fuentes de agua pútrida.
Soy un animal alado
con pezuñas y dientes
me cuelo entre la gente
nadie ve el amanecer en mis ojos
nadie ve la lluvia ardiente y sombría
de mi cabellera.
Camino, medito, corro y vuelo
en esta Caracas llena
de sonidos y silencios.
En donde Dios es como yo
un vagabundo más
un mendigo
un andariego.

(De Poemas de Insomnio y Lluvia, 2011)


Ella IV
Plegaria

Ella entró en la ducha
apoyó la cabeza contra la pared
Finas gotas calientes surcaron su espalda
humedecieron sus cabellos
acariciaron su pubis
Ella se dobló hacia adentro
envolvió sus rodillas con los brazos
se meció hacia adelante y hacia atrás
Pidió en silencio al agua
aquello que no puede ser pronunciado
y que sólo el agua sabe escuchar

(De La Casa en el Espejo, 2016)


Persecución 

Las palabras me buscan
presiento
sus vibraciones
su paso redoblado
por mis riscos
su caída en ciertos farallones
de la memoria
su aleteo vorágine

(De La Casa en el Espejo, 2016)


La calle

Ella se levanta
descorre las persianas
en la ventana la calle vacía
le ofrece una postal
silenciosa
No, no es tiempo de transitar la calle
es tiempo de observar:
en el árbol de enfrente
una familia de azulejos ha decidido quedarse
De vez en vez
uno que otro carro
quebranta la quietud de la calle
de vez en vez
baja una que otra persona
con tapabocas y guantes
inédita visión
de vez en vez
ella hace una pausa
para tratar de registrar el silencio
de darle forma.

(marzo, 2020)


Mariajosé Escobar
(Caracas, 1986) Licenciada en Letras por la Universidad Central de Venezuela. Actualmente cursa la maestría en Literatura Comparada por la misma casa de estudios. Ha escrito los libros: Poemas de Insomnio y Lluvia (Fundación Editorial El perro y rana, 2011); Di Versos. Antología Sexogenero diversa latinoamericana y contemporánea (Fundación Editorial El perro y rana, 2011) y La casa en el espejo (Casa de las Letras Andrés Bello, 2015). Aparece en las antologías Rosa Caribe y Cuenta de poetas de La Mancha; Unidas en tu llamarada (Inamujer), Poesía como arma ideológica (Las Fulanas Esas), Coloquio de Literatura Contemporánea (Casa de las Letras Andrés Bello) y Las Chicas van al baile (Casa del Poeta Peruano). Es miembro del colectivo Las Fulanas Esas. Mantiene los blogs: La grieta florida del insomnio y Las fulanas esas. Fue ganadora del premio Metrorelatos, en 2014, con el cuento “Gestación”, publicado por Monte Ávila Editores y Metro de Caracas.

0 comentarios:

FA2017000045