Sumario de máximo 4 líneas. asnlkjn kljna skjnaslkjn asiuwniwqbiqewub weinsadin diunasd iunads knsadlkjads nlkj aslkja s.

Intervención del mural del terminal terrestre de Coro “Polica de Salas”


Sumario de máximo 4 líneas. asnlkjn kljna skjnaslkjn asiuwniwqbiqewub weinsadin diunasd iunads knsadlkjads nlkj aslkja s.




“El artista mural se ocupa de llevar vida a las
superficies muertas por la aplicación del color.”
Fernand Léger

Por Dr. Nohé Gonzalo Gilson Reaño

Fotografías: Juan Matute y Douglas Hernández

En el terminal terrestre de la ciudad de Coro, “Polica de Salas”, se expone en su fachada rectangular de gran tamaño cuya medidas son 80 metros cuadrados, un mural llamado: “Alfa y Omega” realizado en el año de 1993 por un grupo de emprendedores llamado: “Arte en la Calle”, dirigidos por Douglas Hernández y Wilmer Gutiérrez, quienes son dos artistas corianos reconocidos como los máximos exponentes de la cultural mural en el estado Falcón. Estos y sus asistentes trabajaron no sólo en Coro, sino también en todo el territorio falconiano iniciando sus labores pictóricas en la década de los años 80’s del siglo pasado, y prolongándolo hasta nuestros días. Siempre ayudado y guiado de la mano por el Licenciado Darío Medina, director de INCUDEF. Ya nuestro amigo el “poeta” Wilmer Gutiérrez no está en esta vida terrenal, pero quedó en el legado cultural dando vida y color a los muros de la ciudad el artista plástico y restaurador Douglas Hernández.

El licenciado Douglas Hernández se ha dedicado últimamente a la docencia universitaria en el programa académico: Conservación y Restauración de Bienes Culturales Muebles de la UNEFM, sin dejar a un lado su pasión muralista, pictórica y escultórica. Además,  ha hecho trabajos de restauración de alto nivel en los bienes muebles del estado Falcón como en otros estados del país. Su último trabajo de restauración lo asumió el 12 de julio de este año 2019 fue la intervención completa del mural del terminal de pasajero de la ciudad de Coro, obra que estamos analizando. Dicho mural se contempla un ensamble de metales (piezas de un autobús del IUTAG y desechos de tubos de escape de la fábrica “De Lucas”) adosados con cemento gris texturizado en la pared, y pintados con vivos colores integrando líneas negras que crean figuras geométricas monocromada por zonas. 

El mismo mural logró en su composición un acabado sistemático integrando la policromía y la diversidad de formas abstractas en relieves, aplicado en un muro corrugado. La idea de los artistas era exponer en un recorrido visual algunas piezas de carrocería que contiene un autobús, aludiendo que no sólo es un espacio terminal, sino también, puede verse como el inicio de un nuevo recorrido con el uso del transporte terrestre en la ciudad, de allí el título de la obra, es decir, es una sala de espera que el pasajero puede entrar y salir constantemente. La lectura del mural se observa de forma horizontal, de izquierda a derecha, a la izquierda se contempla la parte delantera del autobús y culmina con su parte trasera simétricamente.

La intervención del mencionado mural se amerita, ya que por los fuertes rayos de la luz del sol fue opacando los brillantes colores, y las lluvias fueron oxidando algunos metales expuestos. Por tal razón, la directiva del terminal de pasajeros dirigido por el Sr. Alirio Ibáñez decidieron restaurarlo, y que mejor restaurador que uno de los artista creador de la obra, y a su vez, un especialista con credenciales en pintura mural como lo es el licenciado Hernández, ayudado por un estudiante de conservación y restauración Juan Carlos Matute, y otros, como: Diliamny Hernández, Douglas Adrian Pacheco y Milton Hernández. 


El trabajo fue logrado respetando en un alto grado su originalidad, donde se realizó una limpieza general, sellando y soldando los metales, corrigiendo problemas de filtración, oxidación, reposición de elementos faltantes, y las consolidaciones estructurales y estéticas. Sin dejar a un lado el arduo trabajo pictórico, logrando la misma tonalidad sin alterar sus líneas ni formas. El mencionado mural fue culminado el día 16 de agosto del presente año. En estos momentos el mural sigue dando vida y color, volvió a lucir resplandecientemente sus bellas tonalidades policromadas dando la bienvenida y despedida a los pasajeros, expuesto en la pared de entrada del terminal de pasajeros de la ciudad de Coro.



Nohé Gonzalo Gilson Reaño
Nace en la ciudad de Coro estado Falcón Venezuela. Trabajó como docente en el IFAQ y en la UNICA Coro. Desde el año 1999 trabaja en la UNEFM. Investigador, Artista Plástico, Conservador y restaurador. Ha publicado los siguientes libros: “Oscuro Agonía Silente Grita” (poemario filosófico sobre la muerte), “La Retablística Religiosa Coriana. El recuerdo de un ayer y la mirada desde un hoy”, “El Lenguaje Artístico Hermenéutico”. “Formación en gestión para el liderazgo educativo” co- autor junto con Norelit Gutiérrez y Josia Isea. Maestria en Gestión y Liderazgo educativo” co- autor con Norelit Gutiérrez, Dalier Villasmil, Jairo Villasmil, Julio Aldana y Felix Colina. Correo: nohegilsonre@gmail.com

1 comentario: