Poemas de Sarah Espinoza




CIUDAD DESPIERTA


En noche de ciudad despierta
mis vicios surgieron de tu piel
y tu aliento perfumó mi aliento

Ardor de gritos en la penumbra
me dieron nombre

Asistimos al alumbramiento del sol

Tu voz volvió sobre mí

En la ciudad llena de otros
bajo su cielo de sal
en espirales de tacto
tendimos nuevamente la noche

La despedimos finalmente al besarnos





CONJURO


Rezaré al tiempo
para que las horas
se vuelvan aceite en cuenta gotas.

Voy a silabear tu nombre
como conjuro
para que llegues a mí
con tus dones
vicisitudes
y disculpas.





PRECISAMENTE


Preciso
el plenilunio en la ventana
un escándalo de estrellas.

Preciso de todo
de tu boca
de tus manos.
Precisamente vos
precisamente yo
vos sois
lo preciso.




LA PIEL DEL LIBRO


Es inútil leerte
mientras palpo la piel del libro.
Brotan letras
se esparcen en las carnes
de mis páginas abiertas.
Entonces te siento
saborear márgenes
líneas
transcribir signos
y símbolos.





DEL POLVO ERES


Sois del polvo
arcilla que amaso
en mis alfares.





EL «AVE MARÍA» DE TU CUERPO


Temo
arrodillarme
ante el altar
de tu cuerpo

Venerarte

Encenderle
velas
a tu boca

Idolatrarte

Colgar
en mi cuello
el rosario de tus ojos

Rezarte

Temo
descifrar
en tu piel
versículos
del falso evangelio






Mi cuerpo
tiene pulso materno
Una herida
como puerta al sol

Mi vientre es un pozo
de aguas efervescentes

Libo de la punta de tu lengua
la última palabra





Sacude en los pozos de mi boca
la voz de mi lengua

Un manto
viste santuario termal

Desvisto
Descubro

Hombre
ungido de instintos
libo
una ola de zumos





A mi abuela

Laguna
La casa de tu nombre
Perdió su identidad





VUELVO


Ciertas veces
vuelvo a correr
entre matorrales
que dibujan alimañas
al caer en sopor el día

Vuelvo
me acurruco
entre perlas rotas
papelillos celestes
que gotean en mi rostro

Vuelvo
al suspiro de golosinas





ZUMBA

A Melissa Jazmín, siempre

Ven
tráeme abejita
la sonrisa del jazmín

Cuando te ríes brota
melodía aquí dentro
Zumba en mis oídos
la felicidad






SUEÑA

A María Espinoza, mi hermana

Llená un cuenco de hilos
Tejé sueños
que te vistan de certitud






Cuando el silencio habla
rebosan aguas
en el campo

Cuando el silencio habla
El poeta
            Sirve






PULSO


Mordida la alegría
un rostro
muta hacia la nostalgia





ÁRBOL


Cubiertas de lumbres
ondean violetas en el cielo

Espejos sin rostros
desdibujan tu copa

Se despeñan almendrones
te vas quedando sin fronda

La oquedad quebrará tus piernas
sobre una alfombra de otoño






SILENCIO


Las cúpulas del silencio
lavan sus barbas
en nuestras lágrimas

Soslayan el hambre
Se debaten la silla
y el manjar

Llenemos el silencio
con tropel de voces
Urdimbre de manos
que enhebran
espadas para el sol





TECHOS ROTOS

  I

La ciudad se desgarra
los peatones la convierten
en sombra de sus pasos

  II

Nos grita su nombre
La miasma camina
funde lágrimas en sus calles

  III

La ciudad amaneció
roída de escombros
llena de buitres
que engullen la paz
sobre los techos rotos de mi pueblo

  IV

Amanece y hostigan
amanece y disparan
la paz
es un arma de guerra
Apunta a la frente

  V

Ceñida su corona
entre celestes
alberga
el jolgorio de bestias
Abre la ventana sobre la ciudad
envenenada de vómitos
Gusanos
devoran sus entrañas

  VI

Bajo mis pies la calle
es una alfombra
que esgrime llamas

El sol me apuñala
en un combate cuerpo a cuerpo

En mi zapato
baila una piedra
Lamerá mis pasos
hasta llegar a casa

Me recuerda
que sigo viva






POTROS MECÁNICOS


Sobre ella cabalgan
los potros mecánicos
Sus relinchos
y danzas de pistón
describen el ritmo del hambre






MIRAME


Tus ojos desnudos
gritan una saeta de artilugios

Encienden de fiebre

Son mártires que mueren
en la curva de mis senos







Lloran espectros
Hilos que tejen
instantes de tumba






Lágrimas viajan en el vértigo
Resbalan
en un grito de mirada

Esqueletos de tristeza

Cuelgan
Se desprenden de su nube
hinchada de dolores

Mueren en la boca del vacío




Sarah Ester Espinoza Márquez (Cabimas, Venezuela, 23 de febrero de 1988).
Ingeniera en petróleo, promotora cultural y comunicadora. Conductora y productora del programa de difusión de poesía erótica "Las tres gracias". Tallerista de literatura en el Sistema Nacional de Culturas Populares. Inició su formación en el taller literario "Rafael Machado" de Cabimas; posteriormente formó parte del colectivo literario "La Acera de Enfrente", de la misma localidad, con quienes participó en diferentes actividades de promoción del libro y la lectura como son la Feria Internacional del Libro, capítulo Zulia, (2013 y 2016), Festival Mundial de Poesía y recitales organizados por colectivos literarios del municipio Cabimas. Actualmente continúa su formación en talleres de poesía con poetas como Miguel Antonio Guevara y Libeslay Bermúdez. En 2016 presentó el libro artesanal «Pequeños Escritores» durante la FILVEN capítulo Zulia, como resultado del taller «La Narrativa», dictado a niños y niñas. En 2018 publican su cuadernillo de poemas "Balada de los puentes pulsados" por la editorial artesanal Novilunio de Cabimas. Actualmente reside en Caracas y trabaja como redactora de noticias de teleSUR, además forma parte del proyecto editorial Bolefuego editores.


 

0 comentarios:

FA2017000045