La siguiente es una selección personal de poemas del libro inédito Lengua materna de Giordana García Sojo. 

Poemas de Giordana García Sojo: Selección del libro Lengua materna (inédito)

La siguiente es una selección personal de poemas del libro inédito Lengua materna de Giordana García Sojo. 


Por Giordana Garcia Sojo



Mecanismo
 

Batallo a noche en vela

espesura de lumbre

hora doblada en sí misma

tensa soga de sangre

bajo mi saliente heredad de hueso.

Yo quisiera bordear un jardín

dibujar la cesta de Teófilo

rebosar

pisar bosta húmeda

pulmón de tinta

droga silvestre.

Pero no

llevo mil y tres noches contando

pelusa  miga  terrón

yaga de leve ardor

sin pronunciar el fondo

donde el minotauro recalcula

colgada al hilo de la espera

bicorne y bicardiaca.

El día sobre el día

guerra y canto

plano explayado en la mesa

para detener el mecanismo

que enciende el faro,

sin tragedias.


 

 

Al menos


 
Al menos comienzo el declive

Comienzo es verbo transitivo

Sucedo      digo      dentro

Por tanto pienso

Por tanto sueño

Morir no es soñar

ni es verbo transitivo

Sé del foso de la mente engarzada

en anzuelo de muelle ardido

He subido escalinatas de ciudad arrasada

bajo el tifón de tres civilizaciones

Morir se parece no al sueño

Camino la vigilia con vestido lunar

cuidando el almíbar de todas las hormigas

porque las hormigas son la prueba

de la inteligencia excesiva de la naturaleza

La gula vital

El asombro capital

Al menos asombro

de la noche en el rostro de Nila

memoria de escama rota

             sujeta al brillo de su herida

me persiguen incontables rombos

incontables       me persiguen

diminutos       me persiguen

 en reflejo exponencial

como ventanas sonoras

de ciudadela sitiada

!Ay mi ciudadela!

espanto moscas de su centro

       vienen a los hongos naranja de mi pecho

labio de hoja al menos

orar versos nuevos

 regurgitar semillas de jabillo a pichones hambrientos

deglutir veneno con benevolencia

para al menos dejar

el nombre de la muerte dentro

del vientre

Mirar arriba    ojo ceniza

diciendo    "comienzo"

Con la lengua lamiéndose a sí misma

como decir "mírame mamá"

como decir miedo y hastío

Sin claudicar

Sin dormir

Tal vez

Al menos


 

Partida

 

La niña ahuyenta audacias de muerte

en los ojos absortos de su madre

sumerge la bestia en posillo pequeño

Leve     golpea su ombligo 

                                   la hunde

con naturalidad convoca el universo

de las grietas soplan telarañas

delicados veleros con voces de sirena

todo lo vivo bulle en su juego

la pesada lámpara vuelca bandada

revuelo de pluma

caída de luz

para ver

ahora sí   ver

                el hilo de cáscaras sobre hormigas

hacia la absurda camada de vida.


 

Heredad

 

¿Qué puedo yo hincar en ti?

Una orilla de oscuro río

para salvar medio cuerpo del miedo.

Cuido

la miel acosada por hábiles hormigas

sobre tu pequeño corazón vibrante

que sabe bien confinar

hincando, tú sí

con incuestionable inocencia

todos los espantos.

Conmoción de aliento

ciénaga mi vientre

sopor eléctrico Tú

copia espesa de mí

suerte de maldición

la penúltima fe posible.


 

Lengua materna

 

Pequeña déspota mi hija,

con afinación magistral dirige

las abejas de mi vientre

su danza no busca pistilo,

giran sobre sí mismas

concentradas en manar

dulcísimos lazos

cristales punzantes.

Soy tuya le digo

pero no es suficiente.

Mi hija sentó su belleza en mis piernas

mordisqueó mi sorda obsesión.

Todas las vacas del paso

dejaron rastros de leche

subterránea

sin cabo de palabra obscena

sólo calambres, calambritos

rosetones de mamar,

porque antes de desaparecer

el órgano de la ternura

despejó la forma de otro goce

una mueca de la más blanca roca

    genio arrojado

al cielo de mi boca,

“éxtasis de Teresa”

─sin piedad─,

fronda parásita

amor

asolador amor.


 


Al mar la ceniza

 

Vigilia vuelve     arroja hilos de baba

sobre viejas coyunturas

Yo, cuerpo sustrato

larva de hombros sin calma     nube de caída al pie

La cabeza es otra cosa  

dulzor de hundimiento     consuelo de la fiebre

fantasmas de Nueva Cádiz

sobre la arena escupida     por la mesnada perdida

Todas sus maldiciones     todos los bajeles

encallados en mi pubis

Para no ser madre     ni océano

nunca más   salvo ahora

en esta pequeña isla     consciente del fin



Giordana García Sojo (Caracas, Venezuela)
Editora, investigadora social y promotora cultural. Licenciada en Letras por la Universidad de Los Andes (ULA). Cursó la maestría en Antropología Social de la Universidad de Buenos Aires (UBA) y el diplomado en Gestión y Promoción de los Derechos Culturales por la misma casa de estudios. Entre 2013 y 2017 dirigió la Fundación Editorial El perro y la rana. Actualmente edita el espacio de difusión de poesía venezolana e iberoamericana #PoesíaEnCasa. Es parte del Centro Estratégico Latinoamericano de Geopolítica (Celag). Ha publicado ensayos y poemas en antologías, compilaciones y revistas de América Latina. Ha representado a Venezuela en las Ferias del Libro de Buenos Aires y de La Habana. Coguionista de los proyectos de video arte A.L.M.A. (Amaká, 2020) e Ínsula (en edición). Autora y co-compiladora del libro Venezuela, vórtice de la guerra del silgo XXI (La Fogata, El Colectivo, 2020).


0 comentarios:

FA2017000045